Posts etiquetados ‘EEUU’

Anuncios

Documental frances donde revela y pone al descubierto las llamadas “revoluciones de colores” o “el golpe suave” promovido por estados unidos para derrocar a gobiernos que no son de su agrado en donde cuando se habla de golpes de estado se nos viene a la mente lo ocurrido en chile en 1973 o en honduras en 2008 ahora estados unidos ha perfeccionado los metodos para derrocar gobiernos

Fuente: 1984nwo.net

WASHINGTON – La secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton va a convocar una reunión de masas sin precedentes de los embajadores de EE.UU..

Los enviados encima de casi todos los Estados Unidos de 260 embajadas, consulados y otros mensajes en más de 180 países se reunirán a principios del Departamento de Estado el lunes.Los funcionarios dicen que es la primera conferencia mundial tales.

El encuentro llega en un momento de crisis en Egipto que podría cambiar la dinámica en el Oriente Medio, secuelas de filtrado documentos diplomáticos y pide al Congreso de los cortes radicales en la ayuda exterior.

Aunque la reunión ha sido convocada para discutir las prioridades de política exterior de EE.UU. para el 2011, dijeron funcionarios de Clinton tiene previsto reunirse personalmente con los embajadores de los Estados de primera línea para conocer acerca de la evolución sobre el terreno.Los funcionarios también esperan que las preocupaciones específicas acerca de las revelaciones WikiLeaks se incrementará.

Fuente: The Huffington Post

El discurso de Sheij Imran Hossein, pone en evidencia las intenciones sionistas sobre Medio Oriente y el petróleo de la zona con el apoyo de EEUU. A su vez declara que la famosa cadena Al-jazeera no hace más que servir consciente o no, a los fines sionistas. Sus comentarios, que se equivoca en un par de detalles, es porque increiblemente, a pesar de parecer actual, fue realizado en el año 2003.

Porque EEUU teme a la democracia árabe.

Un “cambio verdadero en el que podamos creer” (versión egipcia) significa no sólo librarse de 30 años de dictadura, sino también de su torturador en jefe, quien casualmente ha sido hasta ahora un interlocutor clave de Washington, Tel Aviv y las capitales europeas y un exponente esencial de un régimen íntegramente podrido, dependiente de la explotación implacable de sus propios ciudadanos y beneficiario de la ayuda de EE.UU. para promover programas por los que nadie votaría en el mundo árabe.

La “transición ordenada” también podría considerarse un horrendo eufemismo para abstenerse de intervenir, algo muy diferente de un llamado explícito a favor de la democracia. La Casa Blanca se ha deshecho en una sucesión de galimatías descoloridos con la que trata de rescatar el concepto. Pero el hecho es que tal como el Faraón Mubarak es un esclavo de la política exterior estadounidense, el presidente de EE.UU. Barack Obama está limitado por imperativos geopolíticos y enormes intereses corporativos que ni puede soñar con contrariar.

Un curso acelerado sobre ‘estabilidad’

Para ir al grano: todo tiene que ver con el petróleo e Israel. Es la esencia de la política exterior de Washington durante las últimas seis décadas en lo que se refiere a Medio Oriente, los árabes y el mundo musulmán en general. Esto ha implicado que se mime a un surtido de dictadores y diversas autocracias y se hayan salpicado sus países de bases militares. Un ejemplo crucial es la historia de cómo la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA) derribó la democracia en Irán en 1953 [1]. Desde el punto de vista geoestratégico, la palabra clave para este estado de cosas es “estabilidad”.

Egipto representa un papel estratégico muy especial. Es como el propio Obama describió el valor estratégico de Hosni Mubarak y su régimen cuando fue a El Cairo en junio de 2009 para presentar su mensaje de libertad al mundo árabe: “Ha sido un aliado incondicional en muchos sentidos para EE.UU. Ha mantenido la paz con Israel, algo muy difícil de hacer en esa región.”

Por lo tanto, como uno de los pilares de la “paz fría” con Israel, Egipto es un paradigma. Es un fenómeno bipartidista, en términos estadounidenses: republicanos y demócratas lo ven de la misma manera. Existe el Canal de Suez, por el cual fluyen 1,8 millones de barriles de crudo diarios. Pero ser “socio de Israel” en los acuerdos de Camp David de 1979 es lo que explica los miles de millones de dólares entregados profusamente a los militares egipcios y las tres décadas de apoyo incondicional a la corrupta dictadura militar de Mubarak (y sin lugar a dudas, la implicación de EE.UU. en esa vasta tienda de horrores está toda documentada en las cajas fuertes del régimen). Por una pista paralela, la “estabilidad” también se traduce en una detestable calidad de vida para casi la totalidad de los egipcios; los derechos democráticos de las poblaciones locales son siempre secundarios ante las consideraciones geoestratégicas.

Se ha hipnotizado a la opinión pública occidental con el statu quo geoestratégico dominante en Medio Oriente, es decir el eje Washington/Tel Aviv, para que acepte el mito de que democracia árabe equivale a fundamentalismo islámico, haciendo caso omiso de cómo todos los intentos de rebelión popular en el mundeo árabe han sido aplastados durante las últimas décadas. El gobierno israelí va más allá de esa ecuación: para Tel Aviv el fundamentalismo islámico equivale a terrorismo, por lo tanto, democracia árabe = terrorismo. En este marco, el mubarakismo es más que nunca un aliado esencial.

Yo o el caos

Sin embargo, el hecho de que el anterior presidente Anwar Sadat haya llegado a un acuerdo con Israel en 1979 a cambio de preciosos regalos de EE.UU. -un sistema perpetuado bajo Mubarak- no significa que Egipto e Israel se amen apasionadamente.

Por ejemplo, la televisión estatal egipcia difunde insistentemente la mentira flagrante sobre espías israelíes en las calles de El Cairo, disfrazados de periodistas occidentales; eso llevó a aterradores ataques concertados no sólo contra periodistas extranjeros sino contra egipcios que trabajan con ellos. Y, aunque no lo creáis, el mubarakismo ha tenido el descaro de incluir al Mossad israelí, junto con EE.UU., más Irán, Hizbulá y Hamás como co-participantes en una inmensa conspiración para derrocarlo.

Esto sucede mientras en realidad fue el Jihad Amn-Ad-Dawlah (“Aparato de Seguridad del Estado”) – la más siniestra de las agencias de seguridad del Estado, una unidad de contraterrorismo con vínculos extremadamente estrechos con la CIA, el FBI y el Mossad- el que lanzó a sus escuadrones de matones financiados por los compinches multimillonarios de Gamal, el hijo de Mubarak (quien después de todo no ha huido a Londres), a atacar a manifestantes y medios extranjeros por igual.

Para complementar la perversidad, Mubarak pasa a decir que “está harto” y que quiere irse pero no puede, porque de otra manera habrá caos – el caos provocado por los matones del propio gobierno; mientras tanto su número dos, Suleiman, culpa a la Hermandad Musulmana por los “disturbios”.

Tanto como la revolución amenaza la supervivencia política de toda una clase gobernante en Egipto -incluida la actual junta militar de Suleiman, del primer ministro Ahmed Shafiq, del ministro de defensa mariscal de campo Mohamed Tantawi y del teniente general Sami Annan, jefe del estado mayor del ejército- los nuevos jóvenes protagonistas, porque representan una expresión de comunidades locales, no son manipulados por potencias extranjeras. Son protagonistas nuevos, más autónomos, pero imprevisibles, más dignos. Otro factor para hacer tambalear al mito de la “estabilidad” de EE.UU.

Lo que es más extraordinario es que estos nuevos protagonistas que emergen en el Magreb, el Mashreq y en Medio Oriente colisionan directamente con la obsesión israelí de mantener el status quo extremadamente desequilibrado (que incluye el genocidio a cámara lenta de Palestina), provocan un importante choque estratégico entre los intereses de EE.UU. e Israel.

El gobierno de Obama ha comprendido que el aspecto absolutamente crucial que debe ser resuelto es la tragedia palestina. Ahora ese gobierno es absolutamente impotente para encarar a un Israel bajo la aguda paranoia de estar rodeado de fuerzas “hostiles”: Hizbulá en el Líbano, Hamás en Gaza, y una Turquía ligeramente islamista cada vez más firme, un Irán “nuclear”, un Egipto dominado por la Hermandad Musulmana…

La verdad os hará libres – tal vez

“Pero tengo una firme convicción de que todas las personas anhelan determinadas cosas: la capacidad de pensar y tener voz en cómo se rige su destino; la confianza en el imperio de la ley y la igualdad de administración de justicia; que el gobierno que sea transparente; y que no se robe a la gente la libertad de elegir cómo vivir. Estos no son sólo las ideas de América, son los derechos humanos. Y es por eso que vamos a apoyarlos en todo el mundo.”

Esto fue Obama en El Cairo en 2009. ¿Apoya realmente EE.UU. estos derechos ahora cuando los egipcios están dispuestos a morir por ellos?

Tanto como Obama fue a El Cairo a “vender” el caso por la democracia (y se puede decir que tuvo éxito), se podría apostar a que el establishment de Washington hará todo lo que pueda por tratar de “controlar los daños” en elecciones realmente democráticas en Egipto. Los mercados financieros y los políticos maquiavélicos (y no siquiera consideramos a los derechistas rabiosos) prácticamente imploran por que la Hermandad se convierta en una realidad alternativa para poder legitimar por fin el concepto de una dictadura militar egipcia eterna.

No ven que los verdaderos protagonistas en Egipto, las masas urbanas, de clase media – la gente que protesta pacíficamente en la Plaza Tahrir – saben perfectamente que el Islam fundamentalista no es la solución.

Las dos principales organizaciones de masas en Egipto son la Hermandad y la iglesia cristiana copta – perseguidas ambas por el régimen de Mubarak. Pero son los nuevos movimientos los que serán cruciales en el futuro, como ser los jóvenes activistas de 6 de Abril, asociaciones de trabajadores de oficinas y fábricas, así como el Nuevo Partido Wafd, un renacimiento del partido que dominó Egipto de los años veinte a los cincuenta, cuando el país tenía verdaderas elecciones parlamentarias y verdaderos primeros ministros.

Es difícil que la Hermandad obtenga más de un 30% de los votos en una elección libre y limpia (y cree firmemente en la democracia parlamentaria). No es hegemónica, y definitivamente no es la cara del nuevo Egipto. De hecho hay una fuerte posibilidad de que se desarrolle hasta ser algo similar al AKP (Partido de Justicia y Desarrollo) en Turquía. Además, según un reciente sondeo Pew, un 59% de los egipcios quiere una democracia parlamentaria, y un 60% se opone al extremismo religioso.

Egipto gana dinero esencialmente con el turismo, los aranceles en el Canal de Suez, las exportaciones de manufacturas y productos agrícolas, y con la ayuda (sobre todo militar) como ser los 1.500 millones de dólares anuales de EE.UU. La importación de granos es indispensable (motivo por el cual aumentan los precios de los alimentos, uno de los motivos esenciales para las protestas). Todo esto significa una dependencia del mundo exterior. El souk (bazar), con una gran comunidad cristiana copta, depende totalmente de turistas extranjeros.

Es justo imaginar que un gobierno democrático verdaderamente representativo abriría inevitablemente la frontera con Gaza y liberaría de facto a cientos de miles de palestinos. Y que esos palestinos, apoyados plenamente por sus vecinos en Egipto, el Líbano y Siria en la lucha por sus derechos legítimos, pondrían cabeza abajo la “estabilidad” de la región.

De modo que todo lleva a lo viejo. Para Washington bipartidista, hay “buenas” democracias (las que sirven los intereses estratégicos de EE.UU.) y democracias “malas” que votan “erróneamente” (como en Gaza, o en un futuro Egipto, contra los intereses estadounidenses).

Es el secreto sucio de la “transición ordenada” en Egipto – que implica que Washington sólo condena suavemente la sangrienta ola de represión del mubarakismo contra los manifestantes y los medios internacionales. Es considerada aceptable – mientras la dictadura militar se mantenga en el poder y se mantenga el frígido status quo. Además, el sacrosanto Israel salió con elogios para Mubarak; todo esto también significa que Tel Aviv hará todo por “vetar” a Mohamed ElBaradei como líder de la oposición.

¿Está hablando conmigo?

Después de todo Washington compró a Egipto y su ejército. Suleiman trabaja para Washington, no para El Cairo. Es otro significado de “estabilidad”.

En realidad, a Washington nunca le preocupó la ley marcial en Egipto, la represión de las demandas sindicales, los abusos de los derechos humanos, para no mencionar el alto desempleo entre los jóvenes y graduados de las universidades que apenas sobreviven bajo un sistema de mega-corrupción. Durante años, la “estabilidad” mató literalmente a un Nilo de activistas sindicales, jóvenes idealistas, trabajadores por los derechos humanos y demócratas progresistas.

En un mundo sano -y si Obama tuviera la voluntad- la Casa Blanca respaldaría incondicionalmente el poder popular. Se podría imaginar, en términos de mejorar la imagen de EE.UU., que sería un éxito impresionante.

Para comenzar, borraría instantáneamente la percepción en la calle árabe de que la reacción al estilo de Frankenstein de Mubarak -ignorando totalmente a Obama- muestra cómo el dictador cree que puede salirse con la suya. Un ejemplo más de la irrelevancia de EE.UU. en Medio Oriente – la cola que menea al perro.

El desvergonzadamente presumido Mubarak debe haber pensado: ¿Si el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu puede humillar públicamente a Obama, por qué no lo voy a hacer yo?

La calle árabe es muy consciente de cómo el sistema de Mubarak fue sobornado para enviar gas natural a Israel a precios ridículos; cómo impone el bloqueo contra los civiles en Gaza; y cómo, sobornado por EE.UU., actúa como el gorila de Israel. Netanyahu roba tierra palestina o mata de hambre a Gaza, y Mubarak usa miles de millones de dólares de ayuda militar estadounidense para aplastar el poder popular – la calle árabe sabe que estos hechos son apoyados por Washington. Y luego derechistas despistados en EE.UU. se quejan y preguntan “¿por qué nos odian?”

Si Obama dijera a Mubarak que “ahora” quiere decir “ahora” -incluyendo no sólo a él sino a toda la pandilla en uniforme- enajenaría al híper-poderoso lobby sioconsevador. No sería nada de malo, considerando que después de todo el petróleo está en tierras árabes, que son al mismo tiempo el punto crucial de la política en Medio Oriente. Pero no sucederá. ¿Transición ordenada? Ten cuidado con lo que deseas.

Fuente: Telesur

Una serie encadenada de crisis diplomáticas ha obligado a los expertos norteamericanos a poner el foco en el nuevo poderío militar del país presidido por Hu Jintao. En solo un año, China ha roto sus relaciones militares con Estados Unidos por la venta de armas a Taiwan, y ha criticado con dureza su apoyo a Japón en las disputas por la soberanía de islas fronterizas.

El Ejecutivo de Barack Obama, por su parte, ha reprochado a China que no haya condenado la actuación de Corea del Norte, que hundió un barco de su vecino del Sur en marzo y abrió fuego de artillería contra la Isla de Yeonpyeong en diciembre.

Estos encontronazos están despertando un nuevo fantasma en los pasillos del Pentágono: El del auge de un Ejército Rojo capaz de revivir una nueva Guerra Fría. El escenario principal, en esta ocasión, estaría en el hemisferio oriental. Un tablero geopolítico en el que habría piezas aliadas, como India, Japón y Corea del Sur, que no quieren que China se convierta en una incontestable potencia hegemónica.

Con este panorama como telón de fondo, los avances tecnológicos de las fuerzas armadas chinas han hecho correr ríos de tinta, tanto en Estados Unidos como en Europa, a lo largo de las últimas semanas.

En un reportaje publicado por The Wall Street Journal titulado China Clones, Sells Russian Fighter Jets, el rotativo norteamericano alertaba de que la industria de esta nación ha superado ya importantes retos tecnológicos, canibalizando los modelos y los diseños creados por los ingenieros de la extinta Unión Soviética. Tras una década de dependencia de las compañías rusas (que después de la caída del Muro de Berlín se convirtieron en su principal suministrador de equipos), el gigante asiático ha desarrollado sus propia oferta armamentística.

(más…)

Kuwait e Irak antes de la Guerra del Golfo

Kuwait es un emirato basado en un régimen parlamentario monárquico. Es muy próspero gracias a su riqueza petrolífera y buena gestión financiera.

Tras su independencia del Protectorado Británicoen el año 61, Irak reclamó su anexión aduciendo a su origen otomano y por lo tanto a la pertenencia de su territorio. Kuwait fue socorrida entonces por las tropas del Reino Unido, temerosa de perder 50% de los beneficios de la Kuwait Oil Company.

Pero es que además, durante la guerra de desgaste entre Irak e Irán (1980-89), Kuwait apoyó económicamente a éste último. Como consecuencia de postguerra, Irak cayó en una penosa situación económica.

Y para agravar esta circunstancia, las monarquías árabes vecinas no le condonaron la deuda externa, a pesar de que Sadam Hussein frenó el integrismo islámico chiíta.

Causas del enfrentamiento entre Irak y Kuwait

El momento de mayor malestar estalla en mayo de 1990 cuando la OPAEP (sobre todo Kuwait y Emiratos del Golfo e Irán) deciden bajar el precio del petróleo fomentando el aumento de la producción del petróleo, para favorecer el mercado de EEUU y occidental, en detrimento de los intereses iraquíes.

Sadam Hussein que consideraba a Kuwait como un provincia iraquí, por lo que extrae legalmente petróleo de su país. Le exige como compensación una indemnización de 2.500 millones de dólares. La tensión se hace aún más patente, cuando Sadam situa estratégicamente tropas en la frontera con Kuwait.

La bolsas occidentales caen en picado. La ONU junto a Husseyn de Jordania y Mubarak de Egipto avalados por los EEUU, intentan mediar, infructuosamente, con Irak.

(más…)

Las autoridades municipales de Beebe (Arkansas) investigan qué pudo haber causado la muerte de más de mil pájaros negros que cayeron sobre los techos y calles de esa localidad la noche del 31 de diciembre.

La Comisión de Caza y Pesca de Arkansas informó que empezó a recibir llamadas telefónicas sobre lo que le ocurría a los pájaros poco antes de la medianoche del viernes al sábado. La mayoría de los pájaros caídos, a los que se identifica como turpiales sargento de ala roja (Agelaius phoeniceus), se encuentra en un área de alrededor de un kilómetro y medio.??

Robby King, de la Agencia de Vida Silvestre y quien ha recogido por lo menos 65 aves muertas, indicó que fueron enviadas a la Comisión de Ganado y Aves de Arkansas y el laboratorio del Centro Nacional de Salud de la Vida Silvestre, en Madison, Wisconsin.?

Las autoridades han inspeccionado el área y determinaron que no cayeron aves muertas fuera de los límites de la ciudad, ubicada unos 50 kilómetros al nordeste de Little Rock.??

La ornitóloga Karen Rowe dijo al diario The Arkansas Democrat Gazette que la bandada de aves podría haber sido alcanzada por un rayo o por granizo a gran altura.?? Según Rowe, ha habido incidentes similares en otras partes y los análisis realizados casi siempre “quedan sin una conclusión clara”.

Fuente: Contexto

De acuerdo a la información publicada en el blog de la investigadora irlandesa Sorcha Faal, Julian Assange, el fundador de Wikileaks fue arrestado en el Reino Unido no por la acusación de violación hecha en Suecia en su contra, sino porque estaba a punto de revelar al mundo una gran batalla que se produjo en el Océano Antártico entre la fuerza aérea de los Estados Unidos y ovnis de una base submarina. El hecho se habría producido en el año 2004 y Faal se enteró recientemente gracias a un informe de inteligencia ruso.

Según este reporte, los Estados Unidos se fueron a su nivel más alto de alerta el 10 de junio de 2004, después de que una numerosa flota de ovnis “emergieron repentinamente” desde del Océano del Sur (Antártico) y se acercaron a la ciudad de Guadalajara, México casi a 1600 kilómetros de la frontera con Estados Unidos. Antes de alcanzar la frontera estadounidense, esta numerosa flota de ovnis, se dice en ese reporte, “regresó dimensionalmente” a su “base principal” en el mencionado océano.

Tras ello, un grupo de aeronaves norteamericanas se dirigió hasta el citado lugar donde se produjo una gran batalla aérea. No obstante en el informe no se señala quién fue el ganador. Lo anterior nos recuerda aquel espectacular episodio de la serie de televisión “Stargate SG-1” donde hubo un enfrentamiento aéreo en el continente blanco entre los estadounidenses y fuerzas invasoras extraterrestres (goa’ulds).

Desde 2004, continua exponiendo ese reporte, las flotas de ovnis del Océano Antártico han seguido emergiendo de sus bases, dándose el acontecimiento más reciente el pasado viernes cuando otra de sus extensas flotas fue avistada sobre Chile. (“Ovni de Santiago dio que hablar en Twitter”). Faal comenta que esto se pone “más interesante” tomando en cuenta la misteriosa aparición de ovnis en Nueva York el pasado 13 de octubre y la cadena de sismos que se produjo en noviembre en las aguas del Golfo de Adén, lugar donde se cree, que se abrió un vórtice o stargate (portal estelar) el 5 de enero de este año y por donde estarían ingresando seres multidimensionales y entidades extraterrestres a nuestro planeta generando un gran temor en la comunidad internacional. (“Stargate (Portal Estelar) de Yemen tiene sumamente preocupados a los gringos”). (“Wikileaks tendría información sobre el supuesto vórtice del Golfo de Adén”). Sorcha Faal sostiene que tal vez, esta base submarina en el Océano Antártico sea un segundo vórtice.

Finalmente, Faal, indica también que “después de que el fundador de WikiLeaks Julian Assange advirtió la semana pasada que publicaría los cables secretos del gobierno de los Estados Unidos relacionados con esos ovnis del Océano del Sur, y la guerra estadounidense contra ellos, fue arrestado inmediatamente por la policía Británica sobre cargos armados y levantados por el gobierno Sueco”. Tales cargos, habrían sido inventados en su contra utilizando la clásica “Trampa de Miel” de la CIA.

Fuente: Quinta Interior

 

La Autoridad Portuaria de Golfito informó del atraque de embarcaciones artilladas estadounidenses a ese puerto del Pacífico sur de Costa Rica, no autorizadas por la Asamblea Legislativa, lo que es considerado un hecho de “suma gravedad” por la oposición. 

Este martes 14 de diciembre, la diputada Carmen Muñoz, de Acción Ciudadana (PAC), recibió de la Autoridad Portuaria de Golfito un informe de los atraques de las embarcaciones estadounidenses autorizadas por la Asamblea Legislativa en junio y julio pasados.

Según ese informe, dos barcos norteamericanos atracaron sin estar autorizados por la Asamblea en dichos permisos. Se trata de las naves Cliper Oceanica y Aspen, las que arribaron a Golfito los días el 15 de agosto y el 30 de octubre, respectivamente.

“Ninguna de estas dos naves fue autorizada por la Asamblea Legislativa para tocar nuestras costas. Tampoco se les menciona en el informe rendido por la Embajada de los Estados Unidos y que fue entregado recientemente por el Ministro de Seguridad a la Asamblea Legislativa, con respecto a las embarcaciones norteamericanas que atracaron en el país durante el último semestre. En ese informe se menciona el atraque de solo 9 buques en el periodo de junio a octubre del 2010“, reclama Muñoz.

Según el informe de la Autoridad Portuaria, los dos atraques se habrían acogido al permiso que otorgó la Asamblea Legislativa. Sin embargo, ninguna de las dos naves figura entre las 53 embarcaciones de Guardacostas y 46 embarcaciones artilladas de la Marina de los Estados Unidos de América a las cuales se les autorizó el atraque.

“De confirmarse absolutamente, esta sería una gravísima irregularidad en la ejecución del convenio de patrullaje conjunto, pero sobre todo, sería una clara violación a nuestra soberanía y a nuestra tradición pacífica. No es posible que en un puerto costarricense desembarquen dos buques artillados sin autorización“, comentó Muñoz.

Esta denuncia ocurre en momentos en que se discute una nueva solicitud de atraque de embarcaciones de acuerdo con el Acuerdo de Patrullaje Conjunto, para el período que va del 1º de enero al 30 de junio del 2011.

El Gobierno ha negado que se trate de una militarización de las labores de seguridad del país y ha defendido el convenio, pues afirma que desde su implementación en 1999 ha dado buenos resultados.

Fuente: Aporrea

Japón y Estados Unidos (Estados Unidos) comenzaron hoy martes un entrenamiento terrestre a gran escala en la Zona de Entrenamiento de Kirishima, ubicada en la prefectura nipona de Miyazaki, como parte de los ejercicios militares conjuntos más grandes que han hecho hasta el momento, iniciados el viernes en varias partes del país asiático.

En el entrenamiento terrestre, denominado “Forest Light” y que durará hasta el 15 de diciembre, participan 550 miembros de las Fuerzas Terrestres de Autodefensa de Japón (GSDF, siglas en inglés), así como 215 marines de la 31ª Unidad de Expedición Marina (MEU, siglas en inglés) de Estados Unidos.
Se han programado varios ejercicios durante el entrenamiento, entre los que destacan un ataque aerotransportado bilateral, prácticas de helicóptero y formación rápida, movimientos motorizados para entrar en contacto, revisión de líneas, entrenamiento de francotiradores, comunicaciones y primeros auxilios.
Tras la ceremonia de inauguración, ambas partes llevaron a cabo una práctica de primeros auxilios por la tarde, durante la cual efectivos de la Marina estadounidense compartieron con los miembros de la GSDF su experiencia durante las misiones en Irak y otros lugares.
El teniente primero Caleb Eames, oficial de asuntos públicos de la 31ª MEU, dijo que estos ejercicios anuales de entrenamiento terrestre bilateral ayudan a los soldados de las GSDF japonesas y a los marines estadounidenses a mantener la interoperatividad y la preparación.
“Valoramos nuestro compromiso bilateral y la cooperación”, señaló Eames. “Estamos orgullosos de ser socios de las Fuerzas Terrestres de Autodefensa de Japón”.