Archivos de la categoría ‘Afganistán’

Militares de Estados Unidos no investigaron torturas cometidas por el ejército de Irak en ese país, según los nuevos documentos de secretos militares filtrados por la página web WikiLeaks. Los archivos indican que la información sobre torturas y abusos a iraquíes detenidos, incluidas electrocuciones y ejecuciones, llegó a manos de altos oficiales del Ejército pero con notas que decían que no se hicieran investigaciones adicionales.

Los 400.000 documentos también sugieren que “cientos” de civiles fueron asesinados en retenes militares de Estados Unidos después de la invasión en 2003.

(más…)

Anuncios

En un flujo continuo de dinero, los dólares provenientes del contribuyente norteamericano terminan pagando a miembros del Talibán y financian un volátil ambiente en Afganistán. Las empresas privadas de guerra contratadas por Estados Unidos les pagan a los insurgentes con la esperanza de lograr la misma seguridad que deberían brindar a sus contratadores. Concurrentemente, pagan para conseguir un paso seguro de los soldados de Estados Unidos en los puntos de control operados por sospechosos de insurrectos.
(más…)

El Pentágono ya ha censurado otro libro escrito por un ex agente de inteligencia, afirmando que el libro representa una amenaza para la seguridad nacional.

El autor del libro, Teniente Coronel Anthony Shaffer, es un ex funcionario de inteligencia que regresó al servicio activo por un período de 30 meses luego de los ataques del 11 de septiembre 2001.

Durante ese período Shaffer completó dos servicios en Afganistán.

El libro, llamado Operación Corazón Oscuro, es una memoria de operaciones secretas llevadas a cabo por EEUU en Afganistán, y destaca que EEUU perdió la oportunidad de ganar la guerra en contra del Talibán.

El público logró obtener unas 100 copias no censuradas del libro antes de que oficiales militares detuvieran su distribución. Una versión censurada del libro, con más de 250 extractos removidos, esta disponible ahora a los lectores mientras que una lista de ‘caracteres claves’, abreviaciones y ubicaciones fueron removidos en nombre de la “protección a la seguridad nacional”.

A pesar del hecho de que la primera enmienda de la Constitución de EEUU enfatiza el derecho de la libertad de expresión y de prensa, el Pentágono esta tratando de prevenir que la versión no censurada del libro esté al alcance del público, ofreciendo comprar toda la edición de 10.000 libros.

El Pentágono hasta intentó obstaculizar a Shaffer que hablara con la prensa, utilizando su estatus de oficial de reserva, según The Guardian.

Sin embargo, copias del manuscrito no censurado han estado circulando ampliamente, y el intento del Pentágono para prevenir que el libro esté disponible al público simplemente le ha dado más publicidad.

Según The New York Times, una copia no censurada del libro fue vendido esta semana por más de $2000 en eBay.

Además, el diario, el cual dice que comparó ambas copias, afirma que la mayoría de la información relacionada con la “seguridad nacional” era ya conocida por el público y que puede ser encontrada en Wikipedia.

Fuente: Aporrea.

Los rumores de que una copia del Corán había sido profanada en EE UU inflamaron aún más los ánimos en la región de Cachemira, que ayer vivió la jornada más violenta desde que comenzó la actual ola de protestas contra la India, en junio pasado. Según fuentes oficiales, al menos 14 personas, entre ellas un policía, perdieron la vida y 70 resultaron heridas durante varias manifestaciones y choques con las fuerzas de seguridad en todo el valle de Cachemira, musulmán bajo soberanía india. Por su parte, la agencia IANS elevó a 16 los fallecidos y a 80 el número de heridos.

Una de las protestas, que dejó al menos cinco muertos en Tangmarg (norte cachemir), fue motivada por los rumores de que se había quemado una copia del Corán en EE UU, según el plan que tenía un pastor protestante radical estadounidense, que finalmente no llevó adelante. Los manifestantes prendieron fuego a una escuela cristiana y a varios edificios y residencias oficiales, tras lo cual protagonizaron un choque con la Policía, que abrió fuego.

El embajador de EE UU en Delhi, Timothy J. Roemer, precisó que algunos medios informaron de que el pasado 11 de septiembre “un ciudadano profanó el Corán arrancándole algunas páginas”.

Fuente: WebIslam

El último número de TIME publica el retrato de Aisha, una afgana de 18 años a la que lostalibanes arrancaron la nariz y las orejas. ¿Qué pasará si nos retiramos de Afganistán?, es el título de portada de la revista.

Aisha intentó escapar de la familia de su marido porque la trataban “como a una esclava”. La pena fue al mutilación de su rostro en manos de un jefe talibán que hace las veces de juez comunitario.

La revista TIME decidió mostrar a la joven en su última portada para poner de manifiesto el drama de las mujeres afganas y, al mismo tiempo, apoyar la permanencia de las tropas de los Estados Unidos en ese país asiático.

En Kabul, Aisha aceptó posar ante la cámara de Jodi Bieber.

El editor de la revista, Richard Stengel, respondió a los críticos que consideraron un exceso poner en peligro la vida de la joven. “Pensé mucho sobre si debía poner o no esa imagen. Yo quería asegurarme de que Aisha no perdiera su seguridad por esto y que entendiera lo que significaba su cara en la tapa. Ella sabe -escribió- que se convertirá en el símbolo del precio que las mujeres afganas han tenido que pagar por la ideología represiva de los talibán”.

En junio el presidente afgano, Hamid Karzai, creó un Consejo de Paz para explorar negociaciones con los talibán.

Un mes más tarde, cuenta Time, Karzai reflexionó sobre el costo de este acercamiento ante Tom Malinowski de la ONG Human Rights Watch. “Básicamente me preguntó qué es más importante, proteger el derecho de una chica para ir a la escuela o salvarle la vida”.

Fuente: Infobae.

Un soldado estadounidense patrulla en las cercanías de Kandahar. | Afp

Una cantidad ingente de documentos secretos del Ejército estadounidense se ha filtrado a los medios ofreciendo un retrato devastador de la verdadera situación de la Guerra de Afganistán. Los documentos, desgranados en periódicos internacionales como ‘The Guardian’ o ‘The New York

Times’ y disponibles en internet en la página de Wikileaks, revelan como las tropas de la coalición han matado a cientos de civiles en incidentes sin reportar o cómo los ataques de los Talibán han minado a las fuerzas de la OTAN y han “dado gas” a la insurgencia en los países vecinos de Pakistán o Irán, informa The Guardian.

Se trata de 90.000 folios de documentos filtrados donde se recoge el listado de incidentes e informes del conflicto, se trata de la mayor filtración de documentos oficiales de la historia militar estadounidense.

Principalmente, los archivos de la guerra en Afganistán filtrados hoy detallan, por ejemplo, como una unidad secreta, denominada unidad “negra”, tiene como objetivo la búsqueda vivos o

muertos a los líderes Talibán o como la coalición en Afganistán está usando cada vez más las mortales armas Reaper para fulminar objetivos talibán de manera teledirigida desde una base de Nevada.

También revelan que EEUU ha ocultado pruebas de que los Talibán han adquirido técnicas mortales con misiles tierra-aire o las sangrientas masacres que han causado los Talibán, matando

hasta unos 2.000 civiles hasta la fecha.

Los papeles secretos revelan el número de bajas civiles provocadas por las fuerzas de la coalición. Algunas de estas víctimas fueron consecuencia de los ataques aéreos que provocaron las reacciones críticas del Gobierno afgano. No obstante, a través de esta desclasificación, salen a

la luz un gran número ataques y muertes como resultado de los disparos de las tropas contra conductores y motoristas desarmados ante el temor de que éstos fueran terroristas suicidas.

Al menos 195 civiles perdieron la vida en estas circunstancias y 174 resultaron heridos, aunque es probable que estas cifras estén por debajo de los números reales, ya que los partes diarios de guerra emitidos por las tropas omitían muchos de los incidentes y ataques o bien, eran “recopilados” de manera inexacta por parte de los analistas militares.

Fuente: El Mundo