Ex-soldados israelíes publican libro sobre crímenes y abusos a palestinos

Publicado: 12/17/2010 en Israel, Palestina
Etiquetas:, , , ,

Ex soldados israelíes que declararon en contra de los crímenes y abusos del ejército por primera vez han abandonado su anonimato, para hacer que sus voces sean difíciles de ignorar. Donald Mcintyre da un adelanto exclusivo de un poderoso nuevo libro.

Para cualquier persona que ha informado acerca de Israel, Cisjordania y la Franja de Gaza en los últimos años, leer La Ocupación de los Territorios(Occupation of the Territories), el nuevo libro de la organización de ex soldados israelíes ‘Rompiendo el Silencio‘, puede ser una inquietante evocadora experiencia.

Un recluta de la Brigada Givati, por ejemplo, describe cómo las tropas de la compañía que opera en el interior de Gaza durante el 2008 hablaron de un evento temprano en la mañana. Luego de golpear la puerta de una casa palestina y no recibir respuesta inmediata, colocaron un “zorro” ( jerga militar para explosivos utilizados para romper puertas y paredes) afuera de la puerta principal. En ese mismo momento, la mujer de la casa llegó a la puerta para abrirla. “Sus extremidades estaban destrozadas en la pared y no fue a propósito”, recuerda el soldado. “Y entonces vinieron sus niños y la vieron. Lo escuché durante la cena luego de la operación, alguien dijo que era divertido, y estaban locos por la situación de que los niños vieron a su madre destrozada en la pared…”

Una historia de segunda mano, por supuesto; una sin nombres, fechas o detalles de apoyo. Excepto que despertó un recuerdo que tuve de reportar la muerte de una maestra palestina de la ONU en el este de Khan Younis. Wafer Shaker al-Daghma fue asesinada cuando las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF por sus siglas en inglés) requisaron su casa durante una incursión en mayo de 2008. Su esposo no se encontraba en el momento. Cuando fuimos a la casa cinco días después, otra incursión estaba en camino y pudimos oír, incómodamente cerca, los disparos de los vehículos militares armados israelíes mientras Majdi al-Daghma describió la muerte de su esposa a la edad de 34 años. Cuando ella se dio cuenta que las tropas estaban cerca, le ordenó a sus tres niños, Samira de 13 años, Roba de 4 y Qusay de 2, que fueran a la habitación, se colocaran un pañuelo en la cabeza y se prepararan porque iba a abrir la puerta. “Samira escuchó una fuerte explosión y había mucho humo”, explicó él. “Ella buscó a su madre pero no podía verla”.   

Seguramente fue el mismo incidente. Tienes que asumir que la risa aludida por el recluta era una reacción nerviosa, una manifestación de impacto retardado de los soldados. Ellos tuvieron, después de todo, la presencia de ánimo para cubrir el cuerpo mutilado de la señora al-Daghma con una alfombra, y mantener los niños confinados en la habitación por las cinco horas que permanecieron en la casa. Samira dijo que le preguntó a uno de ellos, “¿Dónde esta mi madre?”, pero no entendió su respuesta en hebreo. Ella explicó cómo, cuando los soldados finalmente se fueron luego que cayó la noche, “todavía habían tanques afuera de nuestra casa…traté de llamar a mi padre desde el celular de mi madre pero no había línea. Levanté la alfombra y vi un poco de la ropa de mi mamá. Ella no se movía. No vi su cabeza”.

El punto de esto no es solo que la historia del soldado es impactante, pero aparentemente está corroborada. Estos testimonios, comprobados y recomprobados, de hombres y mujeres jóvenes israelíes que luchan para llegar a un acuerdo, a veces años después del evento, con sus servicios militares en Cisjordania y Gaza, se suman a una versión interna sin precedentes, como lo coloca la introducción del libro, de los “principios y consecuencias de la política israelí en los territorios palestinos”.

Rompiendo el Silencio es una organización única. Ningún país, incluyendo aquellos con historias problemáticas militares recientes, tales como las de EEUU y Gran Bretaña, tienen algo similar. Desde que comenzó en el 2004, la organización ha recogido 700 testimonios de reclutas y reservistas, que abarcan la década desde el inicio de la segunda intifada. En julio del año pasado, hizo su mayor impacto al publicar relatos de alrededor de 30 soldados combatientes involucrados en el ataque sobre Gaza solo seis meses antes, desafiando la afirmación militar de que “hicieron lo posible para evitar perjudicar a civiles no involucrados”.

La cruda conclusión del libro – e inevitablemente político – es contraria a la opinión de que “Israel se esta retirando lentamente de los territorios palestinos y con la seguridad y cautela necesaria”. Los soldados de las IDF citaron, “la descripción de un intento infatigable para reforzar el control de Israel sobre los territorios, como también sobre la población palestina”.

Fuente: Aporrea

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s